Investigación

Formación Estelar

El estudio de cómo se forman y evolucionan las estrellas durante su juventud es una de las mayores áreas de investigación en Astrofísica, apoyado por observaciones en todo el rango electromagnético. Esto ha llevado a un entendimiento más extenso de varios tipos de objetos estelares jóvenes y de varias fases de formación estelar temprana.

Sin embargo, estrellas jóvenes sufren grandes cambios durante su evolución hacia la secuencia principal, cambios que principalmente se originan del disco estelar circumbinario y de su acoplamiento magnético a la estrella central pero que también vienen de jets, flujos emitidos y spots oscuros en la fotósfera estelar. Es por lo tanto,  no una sorpresa mayor que virtualmente todas las estrellas jóvenes son variables, aunque la amplitud y escalas de tiempo difieren de un tipo a otro y dependen también de su estado de evolución. Se ha llegado a un consenso que el punto de vista estático de estrellas evolucionando hacia la secuencia principal que ha permanecido por varios años induce a error y que estrellas jóvenes no pueden ser descritas sin tomar en cuenta sus contínuos cambios. En efecto, en fenómenos dependientes del tiempo se pueden encontrar las claves para entender la forma en que las estrellas jóvenes crecen y como su material circumestelar evoluciona, lo que eventualmente lleva a la formación de sistemas planetarios.

Variabilidad irregular es conocida como una propiedad fundamental de estrellas jóvenes. Sin embargo, después de que las búsquedas fotográficas de gran tamaño angular pasaron de moda, sólo limitado trabajo se ha hecho en la variabilidad fotométrica de estrellas jóvenes en asociaciones recién formadas. Es importante reconocer a estrellas jóvenes como los objetos dinámicos que son, porque los siguientes grandes pasos en nuestro entendimiento de estrellas jóvenes van a ser posibles probablemente gracias a estudios de variabilidad. Por lo tanto, un programa observacional ambicioso es necesario ahora para sistemáticamente monitorear todas las regiones de formación estelar cercanas, lo que permitirá resolver temporalmente la formación estelar temprana. La observación ocasional de  un evento de acreción ocurre sólo por pura suerte. En lugar de eso, uno necesita mantener un constante monitoreo para poder identificar todos los raros y potencialmente interesantes eventos que ocurren las regiones de formación estelar a lo largo del plano Galáctico. Tal esfuerzo está actualmente siendo llevado a cabo por los telescopios VYSOS 6 A+B y afectará dramáticamente nuestra visión de las estrellas jóvenes y de su evolución antes de la secuencia principal, probablemente en formas que no es posible anticipar.

Las etapas más tempranas y más interesantes ocurren cuando estrellas recién nacidas estan todavía envueltas en su nube materna. Para estudiar estos sistemas extremadamente jóvenes es necesario observar en longitudes de onda infrarojas. El survey 2MASS ha sido una increíble fuente de estudios de estrellas jóvenes y ha identificado cientos de miles de estrellas jóvenes que están todavía cubiertas parcialmente o totalmente en sus nubes maternas. Estas estrellas han sido identificadas a través de su característico exceso en el infrarojo – principalmente en la banda K.

Adicionalmente, hay muchas estrellas jóvenes que no muestran fuertes excesos en el infrarojo. Estas estrellas, sin embargo, pueden ser detectadas a través de su variabilidad infraroja. Futuros estudios de variabilidad a largo plazo en las bandas J, H, K otorgarán una fuerte señal de juventud estelar y demostrarán que el punto de vista estático de las regiones de formación estelar deducido del catálogo 2MASS, por valioso que es, puede inducir a errores serios. Por ésta razón IRIS llenará un vacío al monitorear estrellas jóvenes con alta sensibilidad y con mucha mejor resolución espacial que 2MASS.

Miembro de la facultad activo en esta disciplina: Rolf Chini